Amanda

Ángel y demonio en un esbelto y delicado cuerpo, turgente y prieto. Cordobesa de 20 años y 1’65 de altura, con un look alternativo y una calidez sorprendente Amanda te espera para convertir tu momento de relax en una experiencia de alto voltaje. Experimentada en el mundo del masaje, su etérea figura baila sobre tu piel como una suave pluma, mientras sus delicadas manos exploran tus zonas más erógenas al ritmo de la música. Atrévete a descubrir los secretos que Amanda esconde, no aptos para cardíacos.
Horario habitual: A consultar.